que había dejado la leche